VORACES

0006 - 28/09/12 - Construcción del Taller
0005 - 23/01/09 - Golpeador F2
0004 - 12/11/08 - Golpeador D2
0003 - 01/07/08 - Golpeador C1
0002 - 03/04/08 - Un día en el monte
0001 - 02/07/07 - Un viaje a ninguna...
/ VORACES Nº: 0001
 TÍTULO: Un viaje a ninguna parte
 AUTORES: Los Desertores
 FECHA: 02/07/07
 INFORMACIÓN:
Y ahora que habéis vuelto de vuestro viaje a los monegros, la pregunta por contestar es la de si la civilización termina donde empieza el desierto.
S.V.
A mediodía_   Alfredo Morte
a mediodía Este elemento con el que se ha acompañado en su viaje al desierto Alfredo Morte, es simple y llanamente lo que se denomina un objeto de “arte" aplicado, aunque denominaciones aparte, en realidad sólo es el ensamblaje de dos objetos tan utilizados en nuestra vida como para resultar vulgares; a primera vista a mi sólo me pareció otra barrabasada de corte dadaísta sin más aspiración que burlarse de quien sabe qué cosa, si es que eso es posible a estas alturas. Pero bueno, de alguna forma su carácter útil queda de manifiesto contextualizándolo en esa visita incalificable al desierto para la que había sido concebida esta pieza; "qué puede ser más necesario que una silla y un paraguas con los que poder resguardarse del sol mientras se adopta una actitud tan civilizada para el reposo".
No he podido obtener información más clarificante al respecto cuando he preguntado, sólo se me ha remitido a un texto que bien puede haber inspirado este anormal objeto, o que de no ser así, sin duda ha sido oportunamente traído a cuenta de esta ocasión en una artimaña aceptable:
“¡Disipada se halla la titubeante tribulación de mi primavera!
¡Pasada está la maldad de mis copos de nieve de junio!
¡En verano me he transformado enteramente y en mediodía de verano!”.
Friedrich Nietzsche
Tres rituales para un desierto_ Eduardo Chao
No hay mucho que añadir a lo ya dicho sobre la función práctica del duelo como forma de incorporar y aceptar el hecho de la desaparición de lo que compone y es la vida, aunque dicho esto, aún queda preguntarse por la razón que todavía nos lleva a afrontar la muerte con tanta distancia, como si ello fuera a volvernos inmortales. Ciertas actitudes ante la desaparición de la vida se pueden ver como variaciones de una misma fórmula maestra, y aunque aquí han caído en “desuso”, aún hoy se realizan en algunos lugares donde todavía no se piensan tanto las cosas. Así podemos ver, por televisión claro, cadáveres pasar de mano en mano por encima de multitudes a las que no les importa zarandearlo con tal de tocarlo por última vez, o incluso a un hombre dar los trozos de su esposa en incipiente putrefacción a los buitres.

Eduardo Chao quería recrear tres rituales significativos que han marcado a la humanidad desde que se concibe como tal a sí misma, independientemente de lo que esto signifique. Así que se disponía a experimentar el paso al no ser, al margen de la asepsia que acompaña hoy este asunto, y el desierto le pareció un lugar magnífico para tal menester cuando pensó pasar allí una semana. Para ello fabricó tres figuras mortuorias en las que cuidadosamente se embalsamó, envolvió en gasa y anudó con cuerda, el plan era quemar la primera, inhumar la segunda y abandonar la tercera a su suerte.

Así que cuando llegó a ese paraje soñado en su desolación a la busca de la experiencia perdida y se topó con la realidad del verano castellano, lugar de encuentro de los hijos de los sajones, cuya mística sólo quiere del áureo astro tostando sus pieles rosadas, y que pese a su respetuosa actitud con el medioambiente (sus madres estarán orgullosas) no consintieron un segundo de ese silencio con el que el viajero se había dibujado en su imaginación el desierto: Tal como lo concibió y preparo para que tuviera lugar, decidió suspenderlo ya que después de todo algunas cosas son incompatibles. La ceremonia sana lo que una juerga sólo subsana. Otra vez será.
Todos los texto por Simón Valyermo
regenerare.blogspot.com
más información en: www.goingnowhere.org

proyecto omnvoros
Arte til
Banquete
VORACES
Animales Omnvoros
NOTICIAS
Hambrientos
CONTACTARPARTICIPAR
Desertores

Lista de Comensales:
§ Alfredo Morte, § Juan Caño, § Simón Valyermo, (... otros)

AM&CO