trabajos/works ==


info ============


contacto ========



galería/gallery =




===================
curriculum ====

links =========

sitio/site ====

glosario(ES) ==

reseña/review =












====
RESEÑAS / REVIEWS

03-02-2012
Puré Analógico
por Tribuna Complutense


01-01-2012
por Art Gossips


23-10-2011
El ingenio Mecánico
por mínima elena


28-09-2011
por Left Hand Rotation






03-02-2012 .................................................
Electromecánica aplicada al arte (taller Puré Analógico)
por Tribuna Complutense


Un viejo exprimidor, un tocadiscos de guateques, un walkman... Cualquier electrodoméstico de deshecho es apto para convertirse en la base de una obra de arte. Así al menos lo piensa desde hace años el artista madrileño Alfredo Morte, y también de ello se están convenciendo durante este mes de febrero la decena de asistentes al taller "Puré analógico. Pura analogía sin conservantes ni álgebra. Curso introductorio de electromecánica aplicada al arte", que se imparte en La Trasera de la Facultad de Bellas Artes.

Puré Analógico

La filosofía y funcionamiento del taller es fácil de comprender: cualquier electrodoméstico tiene en su interior un motor que podemos manipular para instalar en nuestra obra artística. Sencillo, sí, pero fácil de hacer, no tanto. Como explica Alfredo Morte, al abrir un viejo electroméstico podemos encontrarnos con distintos tipos de motores, unos de corriente alterna, otros de corriente continua, unos sobrerrevolucionados, otros con reducciones aplicadas... Por eso, para enfrentarse a ellos hay que tener unas ciertas nociones de electromecámica. "En este taller intentamos que la gente aprenda esas nociones para que en el futuro pueda seguir investigando y emprender instalaciones más complicadas".

La primera sesión del taller consiste en la apertura conjunta de todos los viejos electrodomésticos aportados por los estudiantes. Morte se afana en ayudar en el desmontaje de cada uno de ellos, aunque a veces llega tarde. Julia, alumna de 5º de Bellas Artes, acaba de quemar el motor de su preciosa turmix de los años 70, al no darse cuenta de que la corriente de ésta era de 120 vatios. Tampoco han tenido suerte Rosa y su exprimidor. "El motor se ha roto", señala lacónica mientras sujeta en la mano dos piezas desunidas. Morte invita a las dos alumnas a que se integren en otro proyecto antes de retomar el suyo en la siguiente sesión con otro electrodoméstico que encuentren por ahí.

Y es que, según cuenta Morte, fue ese encontrar por ahí viejos electrodomésticos lo que le hizo interesarse por este tipo de arte. "Hacía escultura con materiales de deshecho y encontraba muchos viejos aparatos. Al principio tan solo intenté hacerlos funcionar, pero luego ví que me podían servir para algo más". Morte señala que todo lo ha aprendido buscando en Internet -un sistema no del todo fiable, "pero que te da la satisfacción de aprender por tí mismo"- y sacando partido a su curiosidad. A finales de abril, el "carpintero electromecánico" Alfredo Morte, como se presenta en su web, impartirá un taller en La Casa Encendida.






01-01-2012 .................................................
Entrevista por Art Gossips


Para empezar el año, os presento al artista Alfredo Morte (España, 1979), un técnico en Diseño A.A. Escultura y licenciado en Filosofía por la UCM que se denomina a sí mismo como “carpintero por razones emotivas”. Durante años, ha investigado con la mecánica, la electricidad y el sonido con la intención de crear obras que generen extrañeza, interés y reflexión en los espectadores. Para ello, utiliza motores y estructuras robóticas con los cuales realiza auténticos experimentos creativos que invitan al público a reflexionar y a interactuar.

En los últimos años, Morte ha realizado numerosas obras como “Golpeadores”, “Retruécanos” o “Sinvergonzonerías”.

Su último trabajo, “Orquesta microsinfónica” es una instalación interactiva de sonido portátil con múltiples aplicaciones. El sistema, creado con motores, cables y potenciómetros, invita al espectador a participar a través de una consola de control, y sus aplicaciones evolucionan con cada intervención.

Por la originalidad de su trabajo, Art Gossips ha querido realizarle una pequeña entrevista. Espero que os animéis a leerla para conocer un poco más a este artista.


Para empezar, nos gustaría saber de dónde vienes, cuándo empezaste a interesarte por el arte y qué fue lo que te empujo a empezar a trabajar en el sector.
Considerando que la palabra 'arte' puede denotar y connotar varias y contradictorias cosas, tendré en cuenta que te refieres a ello como un sector y te diré que debió interesarme al decidir empezar a mostrar lo que hago. De dónde vengo y el interés o necesidad de aquello que ha devenido en esto, es mucho más difícil de concretar.

¿Qué campos del arte y materiales te interesan más y por qué?
Dudo de que la mayoría de las personas "interesadas por el arte" alguna vez se hayan preguntado seriamente qué es lo que motiva su raíz, es decir, aquello que estrictamente implica un proceso creativo y no todo su entorno. Creo que no me interesa el arte en su generalidad, es sólo que hago cosas que pueden convertirse en ello o comprenderse como tal cosa, no sé si afortunada o desafortunadamente. Seguramente en ambos sentidos según la ocasión.

¿Cómo definirías tu estilo?
Hubo un tiempo en que por falta de medios recogí y reciclé materiales. Me gustó verme condicionado y ahora puede que sea un recurso. No me preocupa si es una cuestión de estilo o simplemente de mal gusto.

¿Cómo es el proceso creativo que sigues a la hora de ponerte a trabajar?
Cuando tengo una idea que creo interesante la apunto. Si al día siguiente, al mes o pasado un año me gusta, me pongo a trabajar en ello. Si me aburre o pierde sentido la abandono, sin detrimento de recuperarla cuando me plazca por supuesto. Generalmente una vez dado por terminando necesito algo de tiempo para reconciliarme con el resultado.

¿Qué artistas admiras y cuales te influyen más a la hora de trabajar?
Dicho lo que opino sobre el arte, es lógico que no profese admiración o me sienta influenciado por ningún artífice. Entre lo que se denomina arte, he visto cosas que me han conmovido, algunas que lo hicieron en el pasado no lo harían ahora, son cosas aisladas que muchas veces ignoro a quién se deben, y supongo que han supuesto una influencia incluso sin ser plenamente consciente de ello.

¿Qué otras cosas te inspiran cuando creas?
Creo por equilibrio. Lo que me "inspira" no sabría apuntarlo, es un proceso muy accidentado lleno de casualidades. Sin ir más lejos en la entrevista que me hicieron justo antes de esta descubrí un detalle muy interesante sobre el que estoy pensando; no obstante decir que me inspiran las entrevistas sería absurdo. El caso es que de todas las cosas pueden extraerse implicaciones a más alto nivel siempre que sucedan en un momento en que estás receptivo.

En cuanto al concepto de tu obra, ¿qué es lo que quieres expresar? ¿Hay algo que te gustaría que la gente leyese al contemplar tu trabajo?
Si mostrar lo que hago puede tener sentido para una tercera persona, debería ser si puede volcar su propia experiencia en ello y obtener una vía que le lleve a un lugar de sí mismo que de otra forma no habría visitado. Esta es la operación de reequilibrio que a mi me justifica dedicar tiempo a esta labor. Desde esta idea he llegado a aceptar que para hacerlo accesible debo invocar su validación como arte, aunque por otra parte siempre he temido que ese contexto pudiera anular sus capacidades.

¿Hay alguna obra o proyecto que hayas hecho durante tu carrera de la que te sientas especialmente orgulloso?
Me gusta la sensación de hacer las cosas por primera vez, pensar e investigar hasta llegar a una solución. No obstante estoy muy orgulloso de algunas de las cosas que he hecho, porque significa que ya no las tendré que hacer.

Fuiste uno de los artistas seleccionado para presentar tus obras en el primer encuentro organizado por la plataforma cultural Curators´ Network el pasado mes de noviembre. ¿Cómo fue la experiencia?
Hablas del encuentro pero en realidad yo lo percibí como una base de datos pública que se estaba construyendo mediante convocatoria abierta a la que cualquiera podía presentarse. Esto significa que era posible aspirar a estar en ella por el valor de tu trabajo. En cuanto a los encuentros, fueron unas jornadas intensivas y duras de las que aún me veo incapaz de extraer conclusiones, pero que resultaron interesantes y en las que me alegro de haber tomado parte.

¿En qué proyectos estás trabajando ahora? ¿Alguna exposición a la vista?

Hay varios proyectos interesantes, quizá una de las cosas que más me motiva sean los talleres. No sólo es una forma de enseñar lo que sabes, también resulta un lugar de aprendizaje. Los alumnos son muy sinceros, notas si les has aportado algo porque te lo agradecen. Ves como disfrutan con cosas que te hicieron sentir lo mismo cuando empezaste a trabajar con ellas hace años, y eso es una de las formas más positivas que el "sector del arte" tiene de manifestarse en estos momentos. La última semana de abril de 2012 impartiré uno de reciclaje de motores en La Casa Encendida cuyo plazo de inscripción está abierto.

Ya que parece que has trabajado mucho en España, aprovechamos para preguntarte cómo ves el panorama artístico en el país.
Hay muchos panoramas, yo hasta la fecha me he movido por espacios independientes, y en colaboración con proyectos no institucionales fuera del circuito comercial. En gran medida les debo a ellos la posibilidad de haber mostrado lo que hago. Otros panoramas tienen una trastienda demasiado grande en la que no sé si estaría tan cómodo y que además creo que por el momento no saben cómo enmarcar propuestas como las mías.

Por otro lado, ya que esta entrevista se publica en un blog online, nos gustaría saber cuál es tu opinión sobre la relación entre el arte y las nuevas tecnologías: ¿qué ventajas y desventajas creéis que ofrecen las nuevas tecnologías y las redes sociales a la hora de promocionar, enseñar y divulgar arte?
Hice mi primera web hace más de ocho años, desde entonces no he parado de tratar de aprender un poco más sobre programación. Hace un par de semanas inaugure la última versión de mi sitio que bajo una misma apariencia ha supuesto rehacer completamente el código. Es decir: utilizo Internet, creo que me da la oportunidad de mostrar mi trabajo de forma directa, cualquier persona puede convertirse en un intermediario diciendo a otro que vea lo que hago, y aunque no reporta la gratificación de lo analógico donde los resultados son palpables, me gusta trabajar con ello.

Dicho esto, me desoriento con facilidad en el espacio de las redes sociales, creo que potencian una inmediatez que choca con mi visión sobre cómo debe subsistir aquello que posee relevancia.

Para terminar, ¿qué otros artistas actuales te gustan y nos recomiendas seguir la pista?
No sigo la pista a ningún artista por esta condición, así que no puedo ponerte a la zaga. Eso sí, me gusta coincidir con personas con intereses afines, colaborar en proyectos e incluso me satisface haber fabricado algunas cosas para terceros que debido a mi trabajo técnico y logística estaban a mi alcance. Así he tendido lazos con personas muy interesantes y con las que mantengo contacto; desde artistas con gran actividad hasta algún alumno de mis talleres que me encanta ver cómo han seguido andando un camino que parte desde donde tuve la suerte de coincidir con ellos.





23-10-2011 .................................................
El ingenio mecánico de Alfredo Morte (por mínima Elena)


Me cruzo con Alfredo Morte hace unos años durante un evento de arte sonoro en la escuela de diseño IED Madrid, entre cables y piezas robóticas del artista portugués Leonel Moura.

A primera vista, aparte lo de que las primeras impresiones engañan, de Alfredo Morte me llaman la atención su sombrero y sus ojos azules. También que su nombre y apellido suenan a artista. Bajo el pseudónimo de Omnívoros se revela un técnico en diseño, escultor, mecánico, carpintero y filósofo (como se define él mismo) con ultraje. Hoy día, puede presumir de contar con una extensa trayectoria y ser capaz de alimentarse de todo aquello que le provoca interés y puede ser llevado a transformación. Su trabajo funciona como un reloj, donde la mecánica es la base y razonamiento, donde consigue incitar extrañeza, interés, pensamiento y narración. Y un poco de esa filosofía adquirida le acorrala.

Marcado por diferentes variaciones sonoras (la música siempre acompaña), métodos de investigación y nuevos materiales, Alfredo es un laboratorio en movimiento, una catarsis de ideas, una orquesta microsinfónica que no puede parar de generar ruido.

Hoy nos desvela un poco más sobre su trabajo, insólito para muchos, en esta entrevista.


¿En qué consiste tu proyecto rtA9 que presentas en “Noviembre sonoro” en Menosuno comisariado por In-Sonora?
Voy a estar en el espacio 11 días sembrándolo de máquinas, injertando motores, trasplantándolos por diferentes lugares… cosechando ruidos.

Eres Técnico en Diseño (Escultura) y licenciado “con deshonor” en Filosofía UCM. ¿Cómo llega el sonido a tu actividad diaria?
Como “vibración mecánica transmitida por un medio elástico”. No me había parado a pensar esto como se merece.

Para ti el sonido es un elemento de interacción, entendido como un acceso directo a la cavidad craneal. ¿Qué percibe el público que asiste a estas intervenciones sonoras?
Lo ignoro, pero me imagino que no es algo determinado y generalizable. La propiedad que le encuentro al sonido, resultante de un planteamiento esencialmente visual, es que supera las expectativas iniciales del público y, entonces, ocupa una frecuencia para la que no han levantado resistencia.

Cuéntanos tus nuevos proyectos a corto plazo.
Pronto impartiré un taller sobre reciclaje de motores a partir de electrodomésticos inservibles. Me motiva mucho poder divulgar conceptos básicos de electromecánica aplicada al arte que he aprendido por mi cuenta en estos años.







28-09-2011 .................................................
por LEFT HAND ROTATION


Para ser continuistas con nuestra retórica habitual habíamos pensado en comenzar con una metonimia, pero, tras mucho discutir, nos hemos decantado por un retruécano: ¿A qué crees que estamos asistiendo en estos tiempos que corren... a la evolución de la revolución o a la revolución de la evolución?

Una revolución es un giro, quizás dar vueltas sin rumbo sea alguna de estas cosas.

¿Crees en la figura del artista como generador de pensamiento crítico?
Si se entiende por pensamiento crítico el que se cuestione la idoneidad del sistema creo que no es condición, sólo posibilidad, pero si os referís a que conmueva y perturbe la realidad haciéndola manifestarse como una convención, creo que si, pero esto va más allá de lo que se entiende por crítico en ese otro sentido que se suele atribuir al arte.
Háblanos de la "Encomienda" mexicana... ¿Qué podrías hacer con 60 kilos de maíz, 6 metros de tubo de acero, una vieja pala de mina, algo de chatarra, un motor de ventilador inútil y una piedra?
Pues yo monté una pieza con todo eso... normalmente no presento mis trabajos con textos a no ser que este sea parte de la obra y suele ser para cuestionar la posibilidad de ‘des-cifrar textualmente’ un lenguaje no convencional. Me habéis ido a preguntar por una en que lo hice; eso es que no fui demasiado concreto, de lo cual me alegro.
Aclaro que el ventilador estaba inútil, pero con un motor inútil sólo cabe sacarle el cobre y venderlo al peso.

Un conocido dúo humorístico hispano tenía un sketch en el que uno de ellos intentaba colarse en un museo. El señor de seguridad de la puerta trata de explicarle que aquello no es gratis y que allí dentro hay cosas de valor, como cuadros de bodegones con alimentos pintados. El que está intentando colarse le sigue la corriente demasiado al pie de la letra y le pregunta si el artista se come luego los alimentos que pinta. El de la puerta, un poco alucinado, le dice que no, que no se los come. A ello responde el que intenta colarse: "Entonces, que pasa, que los artistas no comen?" Sobre esto mismo nos gustaría saber, Alfredo. ¿Qué comen y de qué comen los artistas?
Se come de lo que se cosecha, y de entre ello lo preferido o prescrito.

Es curioso como durante algún tiempo algunos artistas vienen haciendo del "derecho a ser artista" su obra porque para ellos supongo que ser denominados artistas era un objetivo en si mismo y debía garantizarles su sustento. Entre los artistas se da un fenómeno curioso, pueden obtener financiación y dedicarla a demostrar que estaban legitimados a recibirla.
Personalmente creo que cada persona es un creador de realidad y si entre ellos alguno debe ser especialmente tenido en cuenta (como artista) será si como creador es capaz de abrir un territorio “diferente” para el resto. Uno de los grandes conflictos de un creador en este sentido diferente es precisamente el de enseñar o no lo que se ha hecho pues en ese paso es dónde se cobra la diferencia; pero si antes incluso de haberlo realizado dedicas tu energía a defender tu derecho a ser artista, es decir, si elevas a nivel de interés general un sentimiento de diferencia, sospecho que eso no puede llevar a nada interesante aunque al que lo hace puede divertirle. Esta es la brecha abierta en el arte contemporáneo que se ha vuelto exhibicionista al tiempo que se ha vaciado; y estando en su mayor parte vacío, se hace más difícil demostrar que ciertas cosas quizás sean interesantes o relevantes.
Ese territorio distinto e “intransitado” por constantemente evitado, es lo que esa persona ofrece, algo innecesario pero que cobra legitimidad si realmente es capaz de perturbar todo lo que damos por hecho, ya que de esta forma conmueve la comprensión del mundo. En un mundo de relaciones pragmáticas, antes de reclamar el excedente que “conduce al palacio de la sabiduría”, antes de reclamar el derecho a ser improductivo para poder realizar una labor “innecesaria” como es la del pensamiento, es fundamental demostrar el valor que ello pueda tener para un colectivo con todas las necesidades cubiertas y dispuesta a acoger tan improductiva tarea. Si ser artista tiene algún valor, lo tendrá mientras se tenga algo que decir, y mientras los otros quieran escucharlo, es decir, mientras aporte algo al otro y considere que es merecedor de comer de su huerto ya que lo que hace a cambio es importante aunque no sea necesario. Sino siempre queda seguir siendo creador para uno mismo que quizás sea lo más honesto en estos tiempos.

Un creativo publicitario, un carpintero y un comisario artístico quedan atrapados en un ascensor, colgados a la altura del decimosexto piso... ¿Crees que podrían ser capaces de llegar a un acuerdo creativo para poder escapar?
No me parece ninguna situación crítica, que esperen a ser rescatados y maten el tiempo opinando sobre trivialidades. Les bajarán antes de tener tiempo para hablar de sus profesiones.

Nos encantaría saber, si no es secreto de sumario, como crear una orquesta motorizada.
Hace años que trabajo en una orquesta de motores con la idea de que quepa en una maleta. Partiendo de este trabajo, plantee un taller en que en una semana ayudo a construir un instrumento sonoro a cada participante utilizando electrodomésticos de desecho. Lo llamo orquesta porque el último día todos los aparatos se unen a una consola de mando desde la que cada persona puede activarlos y controlarlos, pasamos del trabajo solista a la orquestación del todos en uno. Si nada se tuerce pronto daré uno de estos talleres en Madrid.
La otra forma (no hay fórmula) es dedicar varios años a aprender por tu cuenta como hice yo, toda la información se encuentra en Internet.

¿Cual es la diferencia entre la corriente alterna y la continua?
En la primera, el sentido de la corriente se 'alterna', tiene un tiempo positivo y otro negativo. En la segunda el sentido es 'continuo', siempre va de un polo positivo a otro negativo.

Sabemos de la alta componente mecánica en tus trabajos, por tanto aquí va una de ciencias... o no... David Cronenberg dice que la ciencia y la filosofía deben ir de la mano. En base a esto ¿Crees que la ciencia es una especie de tecnología humana o más bien una búsqueda filosófica?
Entiendo la ciencia como una descripción funcional de la realidad, así que es una actividad creativa que por su aplicación postrera no es cuestionada, ya que sus enunciados sirven para el desarrollo tecnológico. Aunque tiene su origen en cierto momento sistemático de la "filosofía", se independizó de esta desentendiéndose de la pregunta por el porqué, así que desde mi punto de vista no es ni una cosa ni la otra. No obstante, esta es mi visión y para quién la sabiduría dependa de una metodología doctrinal, la relación es otra distinta.